Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Blog

FIBGAR / Articles  / Educación y Derechos Humanos: un desafío global

Educación y Derechos Humanos: un desafío global

En el año 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de enero como el Día de la Educación. En esta sexta edición, se ha adoptado el lema “Aprender para una paz duradera”. Este enfoque surge ante la actual ola de conflictos violentos, que va de la mano con un preocupante aumento de la discriminación, el racismo, la xenofobia y la incitación al odio.

Este día, celebrado a nivel mundial, va más allá de ser una conmemoración anual; es un recordatorio de la importancia fundamental de la educación como un derecho humano básico. No solo destaca los logros y desafíos en el ámbito educativo, sino que también subraya la conexión intrínseca entre la educación y los Derechos Humanos.

El acceso a una educación de calidad es un derecho humano reconocido universalmente, consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Este derecho es la base sobre la cual se construyen otros derechos, ya que la educación proporciona las herramientas necesarias para comprender, ejercer y defender los derechos humanos.

La educación como derecho humano implica no solo la disponibilidad de instituciones educativas, sino también la accesibilidad y la adecuación. Esto significa que la educación debe estar al alcance de todos, sin discriminación, y debe ser de calidad, relevante y culturalmente adecuada. Además, la educación no debe ser simplemente un acto de transmisión de información, sino un proceso que fomente el pensamiento crítico, la creatividad y el respeto por los derechos y las diversidades.

En este sentido, en el corazón de la relación entre educación y derechos humanos se encuentra el principio de igualdad. El acceso a una educación equitativa y de calidad es esencial para garantizar que todas las personas, independientemente de su origen, género, etnia, orientación sexual, religión o condición socioeconómica, puedan disfrutar plenamente de su ejercicio. La educación no solo es un medio para adquirir conocimientos, sino también una herramienta poderosa para combatir la discriminación y promover la inclusión.

En el contexto del Día de la Educación, es esencial reflexionar sobre los desafíos persistentes que obstaculizan el pleno ejercicio del derecho a la educación. En muchos lugares del mundo, la falta de recursos, la discriminación de género, la inestabilidad política y los conflictos armados continúan siendo barreras significativas para el acceso a una educación de calidad. Abordar estos desafíos no solo es una cuestión de mejorar las infraestructuras educativas, sino también de abogar por políticas inclusivas que respeten y protejan los derechos humanos.

Según datos de la UNESCO de 2023, el número de niños y niñas sin escolarizar a escala mundial ha aumentado en 6 millones desde 2021 y asciende ahora a 250 millones, lo que revela que el progreso de la educación sigue estancado. En todo el mundo, el 16 % de los niños, niñas y jóvenes permanecen sin escolarizar.

En África Subsahariana se concentra cerca del 30% de la infancia sin escolarizar del mundo. Uno de cada cinco niños y niñas africanos no asiste a la escuela y sólo la mitad asiste al segundo ciclo de secundaria.

Una encuesta realizada en abril 2023 por la UNICEF reveló que hay 7,8 millones de niños y niñas sin escolarizar en Afganistán. Aproximadamente, sólo están matriculados la mitad en edad de asistir a la escuela primaria y una quinta parte de los que están en edad de asistir a la escuela secundaria.